domingo, 17 de junio de 2012

Es la gata de mi madre.
La pinte para la Agenda Reiki, menos mal que se estuvo quieta mientras la dibuje, siempre previamente a la pintura es necesario dibujar lo que quieres pintar para captar su esencia y despues con pocos trazos pintarla, la imaginación del espectador hace el resto.
Posted by Picasa

1 comentario:

Maris-Hawwa Morales dijo...

Miau, miau! Cómo conseguiste que se quedara quieto? Yo tengo que perseguir a mis perros, se nota que no les pago...